5/20/2008

Crónicas Marcianas.

Ese olor que perfuma mis deseos, nada comparado con el Pachulí ni con las rosas, solo impregna el ambiente a dulce, dulce empalagoso de esos empalagues que me gustan tanto a mi...

Cada que volteo la imagen se difumina como si fuera humo, de ese humillo de los cigarrillos que sale desde lo más profundo de mi garganta como si quisiera escapar y volteara... y quisiera otra vez volver a mí, pero en ese trance desaparece, se difumina creando un cuadro nada alentador.

Los cabellos enmarañados me quebrantan la paciencia caen sobre la frente y hombros, huele a naranja con químicos que le quitan la sensación a perfume original, las puntas secas ni interesan, me dijo que mi cabello era voluptuoso... aunque yo digo que esta medio mal de su cabeza porque yo no tengo ni idea de cabellos voluptuosos y esos ni existen.

Mi nariz se cansa de no poder oler nuevos aromas; a mi nariz le gusta oler: comida, pan, chocolate, perfumes, incienso, algunas hierbas, el sereno contaminado de la mañana, frutas, tierra mojada. . . pero no ha olido ultimamente pieles, cabellos de otras personas ni aromas emanados de algún cuerpo con furor...

Mis ojos contemplan paisajes cotidianos, las mismas caras aunque eso no les molesta porque algunos rostros les resultan muy amigables y le arrancan sonrisas genuinas de esas que dicen que salen desde el corazón, aveces resultan caras ansiadas y desesperadamente anheladas de ver, las caras no amigables hacen el equilibrio después de todo pienso que es esencial en todo lo que se haga en la vida, las contrapartes no tienen porque ser forzosamente malas....

Mi histeria me envenena. . . distorsiona y retuerce mis ideas, imagenes retorcidas es lo que veo cuando cierro los ojos, ni los olores, ni los paisajes, ni los cabellos es más ni el pachulí hacen que eso cambie es como si una mutación de pronto ocurriera en cuestión de segundos cambia lo ya construido, pienso que es muy injusto pero siempre es así y estoy acostumbrada a ello, si eso cambiara de repente me daría mucho miedo pero... el miedo es una sensación que me gusta claro no en todas sus versiones . . .






Merol-Tóxico.

7 comentarios:

RinoBod dijo...

Lo de los cabellos voluptuosos suenan a un elogio forzado, pero no quiero criticar. A veces se acaban las palabras y uno termina por decir cualquier idiotez.

Es una lástima perderse el olor a chocolate, a tierra mojada y a feromonas, no puedo decidirme cual olor me gusta más.

Tienes tanta razón con la histeria que nos envenena...

Rodrigo -Hitman- Cortés dijo...

Cabellos Voluptuosos??
wow o.o
suena muy loco... pero aun creo que tienes un lindo cabello!!!
Pero bueno...
=)!!
Me gustan los olores tambien... pero tambien me pone muy loco el olor a feromonas... xD
pero bueno o.o independientemente o.o!!
esta entrada es de leerse varias veces, me recordaste a un libro =) que lei hace mucho
PEACE OUT!

Lilo dijo...

Rino: Sí en efecto eso de los cabellos voluptuosos es mera palabrería incogruente y sin sentido... pero juro que después de escuchar eso me mire al espejo para observar mi cabello en diferentes poses... ahh y me gusta envenenarme de vez en cuando JO¡ (mentira buaaa)

Hitman: Amigo de my Love¡ gracias por decirme que mi cabello es lindo tú siempre tan chido conmigo y diciendome cosas que me nutren el EGO, pero tu tambien tienes el cabello chido wero... pero chido¡ El olor a feromonoas QUEKOZA¡¡¡ ahh y kiero ir a las luchas de nuevo contigo y la banda =D¡

METAL.

Mono Electrico Azul dijo...

pero no ha olido ultimamente pieles, cabellos de otras personas ni aromas emanados de algún cuerpo con furor...

tienes una forma muy especial de ecribir y me gusta mil, extraño oler la sensacion del furor, por que de eso solo tengo pantalones y camisas

besis

Elvira dijo...

aaah a mi me recordaste a el libro del perfume, muy sensual tu post...
y si amiga, yo voto por decir que el tipo insinuaba cabellos voluminosos pero se le perdio la palabra xDDD

Falcon dijo...

Hoy tu texto esta muy denso, pero muy bien escrito ahora que lo mencionan es cierto me recordó al perfume de Suzkind.

ciclo365dias dijo...

Llega un momento que tanta toxicidad alimenta. Pensaría que este estado es más bien filosófico y "espiritual" porque se asemeja a destrucción y nutrición simultánea. Un abrazo

Template by:
Free Blog Templates